Zebra - App

Picor y rascado

En los animales saber cuando sienten  picor es fácil y evidente, pero  saber porque les pica  a veces es muy complicado.

Los síntomas varían  mucho en función  de la intensidad del picor. Generalmente se manifiesta con:

  • Rascado y frotamientos contra objetos.
  • Lamido continuado.
  • Mordisqueo.
  • Gemidos e inquietud.
  • Sacudida de la cabeza cuando están afectados los oídos.

 

¿Qué es lo que produce el picor?.

La lista factores que pueden  provocar el prutito es muy amplia. Pueden actuar aislada o conjuntamente y ser  tanto externos como internos.

Hongos, levaduras,  parásitos, alergias al polvo, al polen,  alergias alimentarias, alergias a la picadura de las pulgas, ácaros de la sarna, garrapatas, picaduras de insectos o arañas, bacterias (piodermas), virus, manifestaciones cutáneas de enfermedades sistémicas como la leishmaniosis, dermatitis atópicas, desordenes hormonales, piel seborreica, estrés, alteraciones inmunomediadas, neoplasias, irritaciones químicas por contacto con alguna planta, enfermedades renales o hepáticas.

 

El problema puede llegar a  ser muy complejo.  Para poder empezar por algún lado, primero debemos descartar las causas más comunes y fáciles de detectar.

 Algunos consejos:

  • Examina minuciosamente la zona donde le pica  para ver si hay picaduras de insectos, arañas, garrapatas, pulgas.

                Para descartar las causas parasitarias:

  • Desparasita regularmente tanto interna  como externamente.
  • Bañale habitualmente utilizando un champú antiparasitario.
  • A los perros, después del baño conviene secarlos con secador para eliminar cuanto antes la humedad.
  • Aspira, limpia y desinfecta con lejía todo el entorno de tu perro. El lugar donde duerme, comedero, bebedero y los lugares donde suele estar.

Si el problema persiste podría tratarse de una alergia y/o deficiencia alimentaria:

  • Prueba un pienso hipoalergénico.  
  • Suplementa las comidas con ácidos grasos esenciales (omega 3 y 6), vitamina A, C, complejo vitamínico B, y vitamina E.  

                                                      

Si el animal no mejora es imprescindible acudir a un veterinario para hacer una batería de pruebas que lleven al diagnóstico exacto de la causa. Hay que tener en cuenta que un problema de piel puede ser solo la punta del iceberg de una enfermedad sistémica grave.

El profesional veterinario determinará qué pruebas son necesarias realizar entre las que se podrían incluir:

  • Un estudio del pelo.
  • Raspados cutáneos. Citologías.
  • Biopsias.
  • Cultivos de bacterias y hongos.
  • Pruebas alergicas.
  • Pruebas hormonales.   
  • Análisis de sangre.   
  • Determinación de los niveles de  IgE.

 

Los problemas de piel a menudo son problemas complejos que requieren tratamientos combinados. A veces los tratamientos son muy largos y hay que ser paciente y constante. 

 

Texto revisado por Zebra app 8/2/2017

Permitida su difusión siempre que se haga referencia la fuente y se incluya el enlace: https://www.zebra-app.com/blog/post/15/Picor-y-rascado

 

 

 

| Tags : salud perros